Religión, un tema del cual nadie quiere o sabe hablar

Religion

Desde hace aproximadamente cuatro años realizo cada año un curso de formación, normalmente están relacionados con las nuevas tecnologías ( Recursos y Lenguajes para el desarrollo de entornos Web, Iniciación a Linux, Firma y Facturación Electrónica,..) pero este año quise girar hacia otros derroteros concretamente hice un curso de teología.

Y diréis ¿Teología?, pues si, según pasan los años uno va madurando y se da cuenta que no solo debe entrenarse la cabeza y el cuerpo, sino también el espíritu.

Y la verdad es que tras  finalizar el primero de los cuatro cursos que forman «Teología para laicos» uno se da cuenta de que en el día a día se habla mucho de fútbol, del trabajo, de las noticias, de las clases, pero prácticamente de nada relacionado con la religión y aquí meto a todos  incluido los que van a misa los «domingos y fiestas de guardar».

Siempre se ha dicho que nunca se debe hablar ni de religión ni de política, pero considero que es un craso error. Parto del supuesto que mientras menos se habla de algo, menos posibilidades hay de que se aprendan cosas al respecto.

Hoy día cuando hablamos de cualquier tema no tenemos una opinión propia virginal, ya que esta viene casi totalmente influenciada por lo que escuchamos en los medios de comunicación, y en el caso de la religión es todavía peor ya que muchas personas simplemente saben lo que les enseñaron cuando eran niños y no han seguido formándose, y me refiero a todos no solo a los que tuvieron una mala experiencia en el colegio de curas o monjas sino también a los que van a misa.

Respecto a estos últimos la última etapa de formación es la «confirmación» ¿Consideráis que ya no es necesario seguir formándose?

En charlas que he tenido con amigos se han establecido una serie de preguntas muchas de las cuales yo no se la respuesta o quizá la que he dado no sea la más adecuada, pero eso demuestra que todos tenemos preguntas y que no hay un entorno (familiar, amistad, trabajo, medios de comunicación, etc..) donde se le de respuesta.

Por poner un ejemplo, entre las muchas preguntas que se suelen plantear tenemos:

  • Tras una catástrofe natural, el hambre en África, etc preguntarse ¿Como Dios puede permitir esto?
  • ¿ Porque la iglesia no predica con el ejemplo y vende todas las riquezas y palacios que tiene?
  • ¿ Como se puede decir que no se utilicen métodos anticonceptivos como el condón, con la cantidad de personas que están muriendo en Africa por el Sida?
  • ¿ Como permite el Vaticano que estén de obispos o monseñores determinados señores que no condenan la violencia o bien juegan a un doble juego con la muerte como es el caso de algunos obispos vascos.

Estas preguntas que tiene mucha gente puede que las planteen solo una o dos veces en la vida, lo que demuestra dos cosas lo poco que se tratan estos temas y que la religión les da igual.

Y porque digo que les da igual, pues porque todas las preguntas tienen una componente de tratar de demostrar que la Iglesia falla y que esta justificado no ser cristiano. Yo os planteo una pregunta imaginaros que a las preguntas anteriores la Iglesia da el «do de pecho» vende todo lo que tiene, permite el preservativo como método anticonceptivo, echa a los obispos, etc… ¿ Vosotros os harías entonces cristianos practicantes?

Supongo que no, es decir que «pasamos» de la religión.

Cuando alguien me dice que es ateo o agnóstico siempre les digo que si ha recorrido el mundo entero para conocer todas las religiones que existen y que si tras ese peregrinaje se ratifica en su posición, entonces les «creeré».

Ateo y Agnóstico me parecen dos posiciones muy cómodas e incluso infantiles.

Continuará……..